Dr. Ivar Lövaas

image

“Me gustaría ser recordado en la tradición de otros empiristas y educadores que ponen una buena dosis de fé en el poder del medio para dar forma a la conducta humana. Me gustaría ser recordado como alguien que trabajó para liberar a aquellos cuyas mentes los esclavizan… y como una persona que desafió la noción que las variables que consideramos que eran estables e inmutables, como el coeficiente intelectual (IQ) y el autismo, en realidad no son tan inalterables como muchos lo habían pensado.” 

Dr. Ivar Lövaas Fundador de The Lövaas Center
1932-2010
1950s
El Dr. Lövaas comenzó su trabajo en entornos institucionales donde se utilizaban tratamientos con enfoques froidianos. En aquella época las personas que estaban dentro de las instituciones se autolesionaban a menudo y eran abrazadas y recibían amor, ya que se teorizó que se estaba actuando contra los padres que decían que no eran capaces de amarlos. En 1960, el Dr. Leo Kanner describió a los padres de niños autistas como “que se descongelan lo suficiente como para producir un niño”, de ahí el término “padre nevera”. Bruno Bettelheim promovió el uso de la teoría del autismo como “madre nevera”. Se pensó que los niños se beneficiarían de una “ectomía de los padres” (es decir, se los sacaría de la casa) y recibirían un mejor servicio en un entorno clínico / institucional. Esto marcó que el autismo fuera visto como un trastorno de la paternidad defectuosa, y el pináculo de la desesperanza para mejorar.
Fue durante este tiempo que médicos como Don Baer, ??Montrose Wolf, Sid Bijou, Todd Risley, James Sherman e Ivar Lövaas estaban estableciendo modificaciones de comportamiento en la Universidad de Washington (UW). Posteriormente, el Dr. Lövaas introdujo la modificación del comportamiento en las instituciones para las personas que mantenían comportamiento de autolesión. Este comportamiento autolesivo era lo suficientemente grave como para causar la muerte prematura y una disminución significativa en la calidad de vida.
El tratamiento consistió en dejar de dar abrazos y amor cuando los pacientes se autolesionaron (es decir, la extinción), en cambio, se les dio amor y abrazos en ocasiones en que los pacientes no se autolesionaban o aplicaban castigos (es decir, descargas eléctricas)Los resultados de los datos indicaron que, en la mayoría de las ocasiones, la autolesión fue el resultado de un aprendizaje previo, no de eventos infantiles traumáticos, y podría modificarse alterando las contingencias después de que ocurriera. Las autolesiones se producían como llamada de atención y se redujeron hasta extinguirse, se identificó la atención, la primera función de comportamiento.
Si bien el uso de descargas eléctricas en personas con problemas de retrasos intelectuales puede parecer inhumano o arcaico, su efectividad para cambiar el comportamiento no puede ser discutida. En ese momento se consideró un trabajo de vanguardia y cambió la dirección del tratamiento. Es aquí donde se produce el cambio de un tratamiento basado en la práctica de la teoría freudiana, a una basada únicamente en evaluaciones empíricas y datos confiables creando lo que hoy se conoce como Análisis de Comportamiento Aplicado (ABA).

Contacta con nosotros

Correo electrónico

Teléfonos de contacto

Dirección

Avda. de Europa 26
ATICA 5- 2º planta,
28224, Pozuelo de Alarcón.

Horario

L-V: 9:00h-18:00h